Aries

“Me llama un Ariano a las 6 de la mañana:  ‘-Dale, dale, levantate, te paso a buscar y vamos’. Le pregunto adónde vamos, y me contesta ‘-¡No sé, pero vamos!’”